Seguidores

domingo, 11 de marzo de 2012

La Cañada, 10 marzo 2012

Se nota el avance de la estación, los días son notablemente más largos, hay profusión de pajarillos volando y los insectos han hecho su aparición, me ha picado el primer bicho de la temporada. 

En las praderas de pastos varios grupos de chorlitos dorados se alimentan buscando en el suelo, es la primera que los veo por aquí.
Pluvialis apricaria, Golden Plover, Chorlito dorado común.


Pluvialis apricaria, Golden Plover, Chorlito dorado común.

El águila real no falta a su costumbre y se deja ver con sus vuelos de demarcación territorial ejecutando series de picados muy vistosos.
Aquila chrysaetos, Golden Eagle, Águila real.

Aquila chrysaetos, Golden Eagle, Águila real.
Aquila chrysaetos, Golden Eagle, Águila real.

Aquila chrysaetos, Golden Eagle, Águila real. 
Un gavilán se va acercando,  de  vez en cuando se detiene y se cierne, no por mucho tiempo, va de caza al bosque y pasa ligero sin entretenerse.
Accipiter nissus, Sparrowhawk, Gavilan.
Un aguilucho pálido se remonta, en cuestión de segundos sube hasta una altura desde la que, haciéndose un punto, desaparece.
Circus cyaneus, Hen Harrier, Aguilucho pálido.
La pareja de cuervos patrulla el valle anunciándose tranquilos con sus notas profundas croo-croo. De cuando en cuando evolucionan con sus elegantes acrobacias sobre el risco. Los cuervos están considerados como los paseriformes más grandes y está demostrado que poseen una inteligencia extraordinaria en un ave, utilizan sus voces para atraer a otras especies con el fín de que les preparen su trabajo posterior.
Corvus corax, Raven, Cuervo.

En las coronas de buitres leonados se ven ocasionalmente los buitres negros, la pareja de águilas reales, la pareja de ratoneros comunes, cuervos, milanos reales y en este caso un alimoche. Los alimoches se ven con poca frecuencia en La Cañada, lo más seguro es que esté de paso.
Neophron percnopterus, Egyptian Vulture, Alimoche.
El Sol pierde altura y atardece, parece que el tiempo transcurra a otra velocidad, las sombras se alargan, la luz se torna dorada y el viento amaina, las aves aprovechan el crepúsculo para intentar una última presa.